lunes, 25 de enero de 2016

APUNTES DE UN DIARIO

Rescatados del diario de mi padre.



“(Lunes) 6 de mayo de 1946: Tomo servicio a las 23 horas para dar ‘calefacción’ al tren del Presidente Farell”

“(Jueves) 9 de mayo de 1946: El presidente de la República Gral. Edelmiro Farrell visita Venado Tuerto e inaugura el Colegio Nacional ubicado en calle San Martín entre Pellegrini e Iturraspe”. (Ver mi relato “Mi primo Luis”)

“(Sábado) 4 de junio de 1946: Perón es nombrado Presidente”.

 “(Lunes) 7 de octubre de 1946: Una granada de mano explotó en la casa de la familia Belforte de calle San Martín y mató a una niña de 14 años e hirió a otras personas”. La niña era Aidée Angaramo Belforte.

Este hecho trágico dejó consternada a toda la comunidad de Venado Tuerto.

Años más tarde tuve la oportunidad de conocer a los padres de Aidée, cuando trabajaba en la Cooperativa de Electricidad. Entonces el matrimonio vivía en calle Mitre 1087, a metros del ICES. Eran personas muy afables y conversadoras. En cierta ocasión me contaron del accidente que le costó la vida a su hija, pero no recuerdo los pormenores por cuanto traté de evitar hacerles revivir un hecho tan doloroso.

La tragedia se produjo cuando un integrante de la familia, que era militar o soldado en servicio, estaba en la casa en uso de licencia, y había traído consigo una granada de mano, que negligentemente quedó al alcance de la niña.

Un recordatorio en el panteón familiar, expresa: “AIDEE ANGARAMO / BELFORTE: Hija, que fuiste nuestro amor y consuelo abnegada, bella y bondadosa desapareces sin que el cariño acendrado de tus padres haya podido arrebatarte a la muerte. 1-4-1932   7-10-46” (sic)

“(Sábado) 11 de enero de 1947: La señora de Roldán fue encontrada muerta en su rancho. Suponen que fue asesinato”.

En la esquina de Uruguay y Tucumán, vivía el matrimonio Roldán. Esa mañana los vecinos se extrañaron de no verlos, ya que era normal que don Roldán (que sufría una deficiencia mental y caminaba con mucha dificultad) solía estar sentado a la sombra de un frondoso sauce, mientras su esposa se ocupaba de los quehaceres domésticos. Un chico del vecindario abrió la ventanita del dormitorio y se llevó la gran sorpresa: La señora estaba tendida en la cama con las sábanas ensangrentadas. El marido, imposibilitado de levantarse por sus propios medios, estaba en la otra cama haciendo movimientos desesperados. (Hecho relatado en “Mi barrio ‘atrás’ de la vía”)

“(Lunes) 1°  de marzo de 1948: Salí de viaje a La Carlota. Hoy entregan los ferrocarriles los Británicos al Gobierno de la Nación. La estación de Venado Tuerto está repleta de gente muy emocionada. Las máquinas llevan escarapelas, banderas y fotografías de Perón y de su esposa “Evita”. Cuando llegamos a Canals encontramos una multitud congregada en la plataforma de la estación. Hay un alto parlante dando las noticias trasmitiendo desde Retiro. Aquí estamos informados que el Coronel Perón ha sufrido un ataque de apendicitis agudo, siendo necesario una operación. Después de terminar las maniobras quedamos en la estación, o sea con la maquina enfrente hasta las 19 horas para tocar el silbato siendo esa la hora oficial de entrega de los ferrocarriles. Ha llovido fuerte todo el día. Llegamos a La Carlota con las horas cumplidas”. (sic)

El 1º de marzo es mi cumpleaños y mi padre me trajo como regalo un espejo redondo que en su reverso tenía la foto de Perón y Evita. Era uno de los tantos souvenirs que se entregaban a los asistentes al acto. Perón estaba en plena campaña electoral.



x

No hay comentarios:

Publicar un comentario